La educación se vio alterada para siempre a raíz de la pandemia de COVID-19, o más específicamente, se puede decir que evolucionó gracias a la dedicación, el talento y la tecnología.

En 2020, las escuelas de más de 100 países cerraron sus puertas para detener la expansión del coronavirus, lo que interrumpió la educación de casi mil millones de niños a nivel mundial. Para los afortunados que podían aprovechar la tecnología y los avances de la enseñanza electrónica, la educación en casa reemplazó al aula.

Sin embargo, a diferencia de las anteriores reformas que se habían implementado en los planes de estudios y los programas, este cambio debía ser instantáneo.

"Fue un cambio muy brusco", recuerda Stephanie Keenoy, profesora y supervisora de Achievement First, una red de 41 escuelas públicas autónomas de los estados de Connecticut, Nueva York y Rhode Island, al este de Estados Unidos.

"Tuvimos que tomar la decisión de cerrar todas las escuelas un viernes, pero, para el lunes, debíamos tener un plan para educar a nuestros 15,000 alumnos, y la cuestión nunca fue si brindaríamos un nivel de educación de excelencia".

Stephanie Keenoy

Stephanie Keenoy

Para Achievement First, los riesgos debido al confinamiento eran altos. Muchos de los niños de su red pertenecen a grupos minoritarios y a un contexto socioeconómico desfavorable, y no tenían acceso a la tecnología o el Internet.

"Una de las máximas prioridades era mantenerlos motivados y lograr que siguieran aprendiendo", afirma Mel Oliveros, directora general de TI de Achievement First durante la pandemia.

"En su mayoría, asistimos a niños de origen latino y afroamericano con pocos recursos. Sabemos que, incluso antes de la pandemia de COVID-19, un solo día perdido de aprendizaje podría tener efectos muy duraderos".

La comunidad escolar recurrió al departamento de TI en busca de respuestas. Como vicepresidente de tecnología, Marques Stewart debió asumir el mayor desafío de toda su carrera: dirigir un equipo de menos de 20 personas para proporcionar acceso —a cerca de 2,800 empleados y 15,000 niños en tres estados— a una tecnología vital que muchos no habían utilizado nunca antes.

Marques Stewart

Marques Stewart

Emociones y dudas

Las soluciones iniciales no eran para nada técnicas, sino que suponían una logística sencilla y requerían tomar decisiones rápidamente.

Apenas se dio cuenta de que las escuelas comenzarían a enseñar de forma remota, el equipo de TI de Achievement First compró miles de Chromebooks y llaves MiFi antes de que se acabaran.

Niños jugando con Chromebooks

Junto con equipos de distintas escuelas, organizaron el inventario de las laptops: las desinfectaron, las actualizaron y las prepararon para el uso doméstico.

Para ello, tuvieron que instalar software conocidos, como Google Meet, Google Classroom y Documentos de Google, al igual que programas que nunca antes se habían utilizado a nivel estatal.

Uno de los mayores desafíos fue distribuir los dispositivos entre las escuelas. Salieron camiones de traslado con rumbo a Connecticut y Rhode Island, mientras que había equipos de dos personas que recorrían distintas áreas de la Ciudad de Nueva York, donde aún no se podía acceder a las escuelas debido a la expansión descontrolada del virus. También se improvisaron almacenes en garajes personales, desde los cuales se entregaban los dispositivos a los hogares.

"Logramos completar el objetivo, pero fue una tarea extenuante", afirma el señor Stewart.

Estábamos asediados por el cansancio, las emociones y un sinfín de dudas. Era una carrera contra el reloj.

Al final, el equipo de TI logró que toda la red de alumnos y profesores pudiera acceder al aprendizaje en línea en un plazo de tres semanas.

Mel Oliveros dictando clases de manera remota

Mel Oliveros enseñando de forma remota

Resolución de problemas y soluciones híbridas

El trabajo de los profesionales de TI no termina cuando se completa la configuración. Durante la pandemia, surgían a diario los inevitables problemas con el hardware, el software y el acceso a Internet.

El departamento de TI pasó a reemplazar a la escuela como primer punto de contacto para los padres y los tutores.

El equipo respondió ofreciendo un sistema de tickets eficiente para las solicitudes técnicas, asistencia telefónica personal y una sección de recursos y preguntas frecuentes que tenía el objetivo de facilitar el trabajo remoto, todo esto sumado a su carga de trabajo habitual.

No obstante, llegarían más desafíos.

Durante el tercer trimestre del año, algunos niños volvieron a las aulas, lo que supuso que los profesores no solo tuvieran que enseñarles a los alumnos que iban a la escuela, sino también a aquellos que estaban en su casa, a menudo de forma simultánea.

Por todo esto, Achievement First necesitaba un nuevo modelo híbrido. La organización volvió a investigar la tecnología disponible y puso en marcha una solución rápida.

"Instalamos cámaras y pantallas en las aulas, y capacitamos a los profesores para que incluyeran a los alumnos que aún estudiaban de forma remota", explica la señora Oliveros.

Este sistema fue un éxito instantáneo.

Niños asistiendo a una clase virtual

"Apenas comenzó el video, a los niños se les iluminó el rostro al ver a sus compañeros en la escuela. Creo que fue emocionante para ellos ver nuevamente el aula".

El video aún hace sonreír al señor Stewart.

"Eso me hizo sentir mucho orgullo por el trabajo que hicimos. Los niños pudieron ver la tecnología en acción, y esa experiencia única los entusiasmó mucho".

"Encontramos maneras de hacer cosas osadas que nunca antes habíamos hecho, pero todo el esfuerzo valió la pena, ya que los niños pudieron recibir educación".

Niña estudiando con una laptop

No sobrevivimos, sino que prosperamos

El señor Stewart afirma que la crisis de COVID-19 le dio a su equipo la oportunidad de demostrar que se preocupa tanto por los alumnos y por los resultados académicos como los profesores.

Y, según comenta, fue muy gratificante recibir cierto reconocimiento, ya que los profesionales de TI suelen pasar desapercibidos.

"Antes estábamos en la periferia, pero este año fuimos el centro de la atención", reflexiona.

"Me siento orgulloso de la flexibilidad, el ingenio y la dedicación que demostró tener el equipo para hacer posible el año lectivo. Tuvimos que esforzarnos a un nivel que espero que nunca más tengamos que hacerlo".

Mirando hacia atrás, la profesora Keenoy afirma que los últimos 18 meses fueron "los más duros y desafiantes" de sus 18 años de carrera. Aun así, describe a los miembros del equipo de TI como "los superhéroes".

El año pasado, nuestras escuelas no habrían podido funcionar sin el departamento de TI. Es gracias a ellos que los alumnos, los profesores, las familias y los directivos obtuvieron lo que necesitaban.

Y la comunidad escolar no solo sobrevivió, sino que prosperó. La asistencia virtual se mantuvo estable entre el 98% y el 99% y, cuando el personal de Achievement First midió la motivación de los alumnos el año pasado, quedó estupefacto.

"Aumentó en un año en el que la mayoría de los alumnos estudiaron de forma remota", señaló la profesora Keenoy. "Los alumnos realmente crecieron desde el punto de vista académico".

"Los niños recibieron una educación de gran calidad el año pasado, y estoy muy agradecida por ello".

Niña con una Chromebook

Salvar la brecha con la tecnología

A medida que comienza el nuevo ciclo lectivo, hay esperanzas de que los alumnos puedan seguir asistiendo a las escuelas.

Sin embargo, el señor Stewart cree que el importante papel que cumplió la tecnología durante la pandemia de COVID-19 seguirá expandiéndose y que la norma será la combinación de la enseñanza presencial y remota.

"Definitivamente, la presencialidad y la interacción con la comunidad tienen sus beneficios, pero la tecnología demostró que esa no es la única solución y que es posible formar una comunidad y establecer conexiones.

"Uno puede ser creativo con la tecnología para salvar la brecha educativa. A mi entender, eso fue algo muy revelador".

Haga una donación a Achievement First.

Rinda homenaje a un Leaptaker que conozca

Los equipos de TI hacen cosas extraordinarias todos los días. Usted puede ayudarlos a que reciban el reconocimiento que merecen. Cree un mensaje de agradecimiento personalizado y compártalo por correo electrónico o a través del hashtag #Leaptakers.

Crear y compartir
Rendir homenaje a un Leaptaker

Noticias empresariales

Manténgase al tanto de las novedades con el boletín informativo de Chrome Enterprise

* Obligatorio

Ingrese un nombre.

Ingrese un apellido.

Ingrese un correo electrónico válido.

Ingrese una empresa.

Ingrese un cargo.

Este es un campo obligatorio que nos permite orientar la solicitud en función de su sector.

Seleccione un país.

Este campo es obligatorio.

Al enviar este formulario, acepto compartir mi información personal y que los datos que proporcione estarán sujetos a la Política de Privacidad de Google.

Gracias por comunicarse con nosotros.

Recibimos su solicitud.

Forma de fondo
A continuación, se incluyen algunos temas que podrían interesarle:
Comuníquese con nosotros

Siga a Chrome Enterprise en LinkedIn para mantenerse al día con las novedades más recientes.

Síganos
Pruebe la actualización de Chrome Enterprise

Administre los dispositivos Chrome OS de su organización de manera sencilla y segura con una prueba gratuita de 30 días.

Registrarse